Gineta (Genetta genetta)

El aspecto de la gineta puede recordar al de un gato, aunque más estilizado. Su cabeza es alargada, con unas orejas grandes y redondeadas. El pelaje, gris amarillento, está moteado a franjas en el dorso, mientras que la cola, larga y peluda, presenta unos anillos oscuros. Mide unos 95 cm y pesa 2 kg. No existe apenas dimorfismo sexual.

 

Se le llama también "gato árabe", en referencia a la posible introducción de la gineta en la Península Ibérica durante la invasión musulmana. En efecto, se cree que la gineta era un animal doméstico para los árabes, el equivalente a nuestros gatos, y viajaba con ellos en los barcos para mantenerlos libres de ratas. Posee cinco dedos, tanto en los pies como en las manos, pero generalmente sólo deja cuatro de ellos impresos en su huella, a no ser que el terreno sea muy blando.

La gineta gusta de zonas boscosas de robles, encinas, pinares u olivares, con arroyos y roquedos. Se reparte por casi toda la Península, a excepción del sudeste y parte de Galicia, y por las islas Baleares. En la Península habita la subespecie Genetta genetta genetta. Respecto a las poblaciones Baleares, en Ibiza habita Genetta genetta isabelae, de menor tamaño y mucho menos pesada por la ausencia de competidores y el tamaño de las presas, mientras que en Mallorca y Cabrera vive Genetta genetta balearica.

 

 

Las poblaciones baleares tienen su origen en la reintroducción de seis parejas en 1894. Desde entonces ya existen las dos subespecies diferentes debido a las diferentes presiones selectivas. Aunque no es una especie amenazada, su número ha disminuido en gran medida debido a la caza ilegal.

 

La época de reproducción suele tener lugar a comienzos de primavera. La hembra tiene una única camada anual, de dos o tres crías, formando un grupo familiar, que se disgrega al cabo de un año.

Dan a luz en huecos de árboles, de donde empezarán las crías a realizar sus primeras salidas a la edad de 50 días. A las 3 semanas abandonan definitivamente el cubil.

Si la hembra ha perdido la camada o si ha parido a principios de primavera, puede volver a tener un nuevo embarazo con su consiguiente parto en otoño.

 
 
 
Comentarios Facebook
 
 
 
 
 
 
 
 


Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.