Ranita de Darwin

Su piel es lisa y su color oscila desde el verde brillante al café. Esta ranita presenta el fenómeno de homocromía, es decir, es capaz de modificar el color de su cuerpo en función de la coloración del sustrato. Presenta aspectos interesantes en su forma de reproducción, caso único entre los anfibios. Las hembras ponen alrededor de 30 a 40 huevos en racimos, los que deposita en el suelo fangoso. Una vez que los pequeños renacuajos tienen un tamaño adecuado, los machos se los tragan de un bocado. Pero las larvas no pasan al aparato digestivo del macho, sino a una bolsa gutural que tienen en la parte anterior del pecho. Allí permanecen los renacuajos hasta que después de unas tres semanas, el macho los expulsa. Se cree que la disminución de las poblaciones del Sapito de Darwin se debe a que su hábitat se ha ido restringiendo, los bosques húmedos ya no existen o han sido reemplazados por otros como los de pino. En Concepción, por ejemplo, era fácil encontrar al sapo de Darwin, pero hoy en día son muy escasos debido a que su hábitat natural, los humedales y riberas de ríos y arroyos, han sido contaminados y el bosque nativo reemplazado por plantaciones de eucaliptos o pinos. El estado de conservación del sapito de Darwin es "Vulnerable", es decir, se cree que pasarán en el futuro cercano a la categoría "En Peligro de Extinción", si los factores causales de amenaza continúan operando. Es una especie principalmente chilena, presente desde el río Maule hasta Aysén, aunque también se les ha encontrado en territorios argentinos cercanos a la Región de Aysén (Parque Nacional Nahuel-huapi, Parque Nacional Arrayanes, y Parque Nacional Lanín). Con una morfología sumamente especial, cuerpo estilizado y hermosos colores, la ranita de Darwin se ha hecho famosa en el mundo entero por su extraña forma de incubación, llamado Neomelia. Este consiste en que el macho, una vez que los huevos depositados por la hembra (en el suelo) eclosionan, los guarda en su “bolsa gutural”, o sacos aéreos (es como una papada), la misma que utilizan para realizar su canto nupcial para atraer a las hembras, algo así como los marsupiales. Una vez que los guarisapos han terminado la metamorfosis, salen de la boca de su padre, totalmente convertidos en sapitos, y listos para la vida terrestre. Es por esto que se dice que las ranitas de Darwin son completamente independientes del agua, aunque por lo general viven cercanos a ésta, probablemente para conservar su humedad. Esta ranita o sapito (los trataremos como sinónimos), posee un canto muy especial, que le ha valido el nombre de “Sapito Vaquero”, ya que su canto asemeja el silbido que hacen los vaqueros (o arrieros) al llamar a sus animales.
 
 
 
Comentarios Facebook
 
 
 
 
 
 
 
 

 

COMUNIDAD
 


 

 

SIGUENOS
siguenos en feedsiguenos en facebook.comsiguenos en twitter.com
 
RECOMENDAMOS
 
LOS MAS VISTOS
 
BUSCADOR
 
ENLACES
 
 
NUBE DE TAGS
pez audaz arlomo anfibios reptiles leon mamiferos aves pajaro CABALLO tortuga perros salamandra peces crustaceos elefante ballena moluscos rastreros tigre foca insectos jirafa lobo iguana hipopotamo
 
 
 


Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.